Posible, en próximos años, nuevo Pacto Fiscal, considera Ricardo Monreal

CDMX 25/08/2021.- Es posible que en los próximos años se concrete un nuevo pacto fiscal entre la Federación, estados y municipios, que implicaría una reformulación de las obligaciones recaudatorias, a fin de mejorar la forma en que se distribuyen los recursos públicos, manifestó el líder parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila. 

 

El senador participó en una reunión virtual organizada por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), donde impartió la conferencia magistral “Un nuevo paradigma en las finanzas públicas de México”. 

 

Ahí, Ricardo Monreal explicó que dicha reforma podría incluir cambios de gran magnitud, como un nuevo impuesto digital para gravar la actividad de las grandes empresas transnacionales, que encabezan las listas de mayores ingresos en el mundo y que, a la fecha, compiten y lucran en nuestro territorio en condiciones ventajosas respecto de las compañías nacionales.  

 

Además, el coordinador de los senadores de Morena informó que, como parte de la agenda de la próxima Legislatura, se deberá aprobar por el Senado la Convención Multilateral de París, a efecto de implementar medidas relacionadas con los tratados fiscales relacionados con la prevención de la “erosión de las bases imponibles y el traslado de beneficios”.  

 

En el encuentro, el legislador destacó las acciones del Ejecutivo Federal y las reformas aprobadas por el Congreso, que dan paso a una transformación de la economía nacional en la que las finanzas públicas son fundamentales. 

 

Afirmó que en la búsqueda por eliminar la corrupción en el manejo de la hacienda pública y de hacer eficiente el uso del presupuesto, se establecieron las bases de un sistema económico justo, que busca redistribuir la riqueza para romper con la inercia de desigualdad social. 

 

Esta administración, expuso Monreal, ha respetado los principios fundamentales de las finanzas públicas. El objetivo central de volverlas más eficientes y atender las necesidades de las personas, que por años fueron marginadas por el modelo neoliberal, es “una necesidad imperante en la que difícilmente podríamos estar en desacuerdo”.  

 

“Reducir la desigualdad, a través del manejo honesto y adecuado de las finanzas, donde la transparencia sea un eje vector, no beneficiará solamente a un sector de la sociedad, sino que promoverá un mejor dinamismo en la economía, donde la productividad de las empresas permita mejorar las condiciones de vida de las personas en general”, comentó.   

 

En su exposición, Ricardo Monreal mencionó que el nuevo paradigma de las finanzas públicas en México inició en 2018 y se sustenta en la aplicación de una política de austeridad republicana, que tiene como objetivo reorganizar el gasto público con la aplicación de recortes, “desde arriba”, a la estructura burocrática, y la eliminación de excesos y privilegios. 

 

No es como muchos lo han querido hacer creer, para dejar de destinar o recortar recursos en rubros fundamentales para la sociedad, sino que este nuevo paradigma se concibió para orientar la política económica, a fin de combatir la corrupción y realizar una redistribución del gasto social, aclaró el senador.  

 

Destacó que, para revertir las distorsiones del sistema fiscal, la actual administración se concentró en abatir la evasión como uno de los principales problemas de la recaudación tributaria. Además, agregó, el Congreso modificó leyes para penar esta práctica. 

 

“El resultado inmediato fue que, durante la primera mitad del actual gobierno, el Servicio de Administración Tributaria recuperó 736 mil millones de pesos, equivalentes a 3.5 por ciento del PIB.  

 

El Estado mexicano fue capaz de recuperar poco más de la proporción de ingresos tributarios, que se evadieron o condonaron por parte de grandes transnacionales o empresas nacionales, subrayó.  

 

Ricardo Monreal también resaltó que en 2020 se recaudó una proporción del PIB de 14.4 por ciento, superior a las tasas registradas en los últimos 20 años, incluso en el contexto de la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19. 

 

Esto no es menor, pues estas acciones y las modificaciones legislativas que las acompañan, buscan reconstruir la legitimidad del Estado en materia impositiva y sienta los precedentes necesarios para evitar la defraudación fiscal, ya que la considera una práctica peligrosa que no deja espacio para la impunidad. 

 

En la misma reunión, el coordinador de los senadores de Morena anunció que el próximo viernes sostendrán una reunión con el Secretario de Hacienda y Crédito Público, para analizar los criterios económicos para 2022 que enviará el Ejecutivo al Congreso, en septiembre. 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario