Padres de 43 Ayotzinapa por indagar vínculo mafia-ejército en México

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2020. – Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace seis años, pidieron hoy al gobierno investigar los vínculos que hubo entre la oficialidad del ejército mexicano en aquella época y miembros del cártel Guerreros Unidos.

 

Familiares de los jóvenes argumentaron que hay elementos para investigar respecto a la participación del ejército antes, durante y después de los hechos del 26 de septiembre de 2014, por indicios de la colusión de personas, no de la institución, con el grupo mafioso.

 

Santiago Aguirre, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, hizo tales aseveraciones a unos días de que se cumplan seis años de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa en el estado de Guerrero.

 

El 12 de agosto pasado, los padres y madres de los estudiantes entregaron al presidente Andrés Manuel López Obrador una carta con las directrices que se deben seguir en la investigación por la desaparición de sus hijos.

 

En el documento piden ‘detener y someter a proceso a los elementos del 27 batallón de infantería que incurrieron en falsedad de sus primeras declaraciones, y en delitos por sus omisiones la noche de los hechos, pues al parecer tenían vínculos con la delincuencia organizada.

 

Nombran al capitán José Martínez Crespo, el teniente Joel Gálvez y el soldado Eduardo Mota sobre quienes hay serias evidencias de culpabilidad, según la versión del procurador Jesús Murillo Karam.

 

La investigación a los militares ha sido una de las exigencias de los padres de los normalistas desde hace seis años, pero hasta ahora no veían voluntad del gobierno de hacer indagatorias serias al respecto.

 

Tenemos acciones penales contra militares y policías federales que están en curso, asegura Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

 

La detención de Mario Casarrubias, uno de los líderes del grupo criminal Guerreros Unidos, derivó en el señalamiento de un activo del ejército que proporcionaba armamento a miembros de la Delincuencia Organizada y respondía al apodo de ‘El Satánico’, señaló.

 

El gobierno busca la extradición del exsecretario de Seguridad Tomás Zenón refugiado en Israel y autor de la denominada verdad histórica, una ficción creada para ocultar los hechos de Ayotzinapa y proteger a sus responsables en el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual funcionó hasta hoy.

 

Tomado de Prensa Latina

Entradas relacionadas

Deja tu comentario