Hallan un área escondida en una de las ciudades mayas más estudiadas

CDMX a 01 de septiembre, 2021.- Durante los últimos años, el consorcio de investigación Pacunam Lidar Initiative ha estudiado el área alrededor de Tikal utilizando lidar, un láser aéreo. En los escaneos recibidos, los investigadores notaron ruinas ocultas. Estaban escondidas bajo colinas que se creía que eran formaciones naturales.
«Lo que tomamos por cerros naturales, de hecho, correspondió a la forma del área de la ciudadela, que pudo haber sido el palacio imperial en Teotihuacán», explica Stephen Houston, profesor de antropología en la Universidad de Brown.
El templo de Kukulcán, en Chichén Itzá, uno de los complejos arqueológicos mayas más importantes de México - Sputnik Mundo, 1920, 14.09.2021

Su equipo publicó los resultados del trabajo de los últimos años en un detallado artículo dedicado al área escondida de Tikal en la revista Antiquity.
Los arqueólogos creen que el complejo arquitectónico descubierto fue construido para personas de Teotihuacán, una antigua ciudad precolombina en México, en cuyo territorio se encuentran las pirámides más grandes de Mesoamérica. Se sabe que Teotihuacán mantuvo contactos con los centros de civilizaciones vecinas, incluida la ciudad-Estado de Tikal, en la que en la época de su apogeo vivían de 100.000 a 200.000 personas.
«Puede haber sido algo así como un complejo de embajadas, pero cuando combinamos investigaciones anteriores con nuestros últimos descubrimientos, quedó claro que estábamos hablando de algo más severo, como ocupación o vigilancia«, prosigue Houston, profesor de antropología en la Universidad de Brown.
La pirámide de la Luna en Teotihuacán, México - Sputnik Mundo, 1920, 21.09.2021

Las excavaciones han demostrado que las estructuras fueron diseñadas como réplicas más pequeñas de los edificios que componen la ciudadela de Teotihuacán, hasta las intrincadas cornisas y terrazas y la orientación específica de las plataformas del complejo de este a norte a 15,5 grados. En los edificios también se encontraron conchas de pedernal típicas de Teotihuacán y un entierro ritual.
Lo más probable es que se haya ordenado a los constructores locales que utilizaran tecnologías de construcción completamente no locales, señaló Houston.
Los nuevos hallazgos brindan una nueva perspectiva sobre el urbanismo maya, comentó a Sputnik el epigrafista Dmitri Beliáyev, del Centro ruso de Estudios Mesoamericanos Yuri Knórozov. También apoyan la hipótesis del arqueólogo guatemalteco Juan Pedro Laporte de la década de 1980 de que Tikal tenía barrios extranjeros.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario