Disputa por la Administración del Ángel de la Independencia en Ciudad de México

Ciudad de México, 24 de noviembre de 2023 – El Ángel de la Independencia, uno de los monumentos más emblemáticos de la Ciudad de México, se encuentra en el centro de una compleja disputa administrativa. La contienda involucra al gobierno federal, el gobierno de la Ciudad de México y la alcaldía Cuauhtémoc, quienes disputan la responsabilidad física, jurídica y administrativa de este símbolo histórico y cultural.

La raíz del conflicto se encuentra en la decisión del Instituto de Administración y Avalúa de Bienes Nacionales, perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que asignó provisionalmente la administración del monumento al gobierno de la Ciudad de México. Esta acción fue impugnada por la alcaldía Cuauhtémoc, que alega tener derechos sobre el monumento desde septiembre de 1998.

La situación se intensificó cuando el gobierno federal intervino, presentando un recurso de reclamación contra la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de admitir a trámite la controversia constitucional impulsada por la alcaldesa Sandra Cuevas. El gobierno de la Ciudad de México, por su parte, sostiene que la división de responsabilidades en la administración del Ángel de la Independencia no es viable y, por lo tanto, impugna tanto la medida cautelar como la admisión a trámite de la controversia planteada por la alcaldía Cuauhtémoc.

El Ángel de la Independencia no solo es un monumento arquitectónico; es un pilar de la identidad y la historia mexicana, siendo un punto focal para eventos significativos como celebraciones y protestas. La administración y el cuidado del monumento son de suma importancia, no solo desde una perspectiva patrimonial, sino también en términos del ejercicio de los derechos culturales de la ciudadanía.

La resolución de esta disputa es esencial para asegurar que el Ángel de la Independencia mantenga su rol como un espacio de celebración, protesta y reflexión para los habitantes de la Ciudad de México. La decisión sobre su administración tendrá un impacto duradero en cómo se preserva y se interactúa con este icónico símbolo de la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *