Por Elizabeth Montiel

CDMX a 2 de noviembre de 2019 (Maya Comunicación).- Los pabellones de la avenida Paseo de la Reforma en la Ciudad de México lucen tapizados de color naranja desde el mes de octubre. La flor de cempasúchil que fue sembrada ahí con motivo de la celebración de Día de Muertos, ha sido testigo de actividades llenas de color, folclor y entusiasmo en las que millones de personas han participado para conmemorar tan importante fecha para los mexicanos.

Turistas y residentes de la ciudad han podido disfrutar hasta el momento de tres desfiles: el Decimotercer Desfile de Alebrijes Monumentales, sexta Mega Procesión de Catrinas y el cuarto Desfile Internacional de Día de Muertos.

El primero, organizado por el Museo de Arte Popular, contó con la exhibición de 251 figuras de cartón, cuyas formas dieron vida a animales fantásticos que son parte de la tradición cultural de México. Éste tuvo lugar el sábado 19 de octubre, su recorrido partió del Zócalo al Ángel de la Independencia y las piezas se quedaron en Paseo de la Reforma para deleite de los transeúntes hasta el 17 de noviembre de 2019.

“Hemos participado en esta actividad desde su segunda edición en 2008. Durante este tiempo lo hicimos solo con Monogodos Arte Fantástico, pero esta ocasión se sumó Concilio Blanco y ellos son quienes hicieron la propuesta original para la realización de este alebrije que está inspirado en la literatura de Tolkien y la imagineria prehispánica de México”, compartió el artista visual, Augusto Quevedo Lara, en entrevista.

En la sexta Mega Procesión de Catrinas, realizada el 26 de octubre, desfilaron 17 contingentes temáticos, integrados por un total de 5 mil personas cuyos rostros fueron maquillados por Mega Body Paint México, organizador del evento. Los asistentes pudieron observar catrinas novias, deportistas, quinceañeras, mexicas, perros, e incluso, en esta actividad participaron también dentro de los contingentes los secretarios de Cultura y Turismo de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real y Carlos Mackinlay Grohman, junto con su respectivo equipo de trabajo. “Este es uno de los eventos más democráticos de la ciudad, ya que la gente elige cómo participar y define cómo quiere maquillarse”, declaró el secretario de Cultura capitalino.

El cuarto Desfile Internacional de Día de Muertos fue una mezcla de carros alegóricos, marionetas gigantes de cartón, globos monumentales y catrinas, estas últimas principalmente vestidas con trajes típicos de los distintos estados de la república mexicana. Hubo coreografías, músicos caracterizados que tocaron en vivo, bandas que con sus instrumentos levantaron el ánimo de miles de familias que se dieron cita a los alrededores desde muy temprano.

Mexicráneos

Esta semana, en conferencia de prensa, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que más de 2 millones de visitantes disfrutaron de las actividades culturales realizadas en la ciudad, incluidas la exposición de Mexicráneos, así como El día de muertos ritos y tradiciones en la galería de las rejas de Chapultepec. Junto con el secretario de Turismo de la ciudad, declaró la derrama económica y asistencia fueron “todo un éxito”.

Xochimilco, donde se cultiva el cempasúchil

En otros puntos de la ciudad, productores y comerciantes de artículos alusivos al Día de Muertos se encargaron de cubrir la demanda de estas fechas. En Xochimilco, por ejemplo, Rufino Xolalpa, del ejido de San Gregorio Atlapulco, mencionó el cultivo de flor de cempasúchil de este año estuvo por encima de las 100 mil macetas.

La distribución abarcó los mercados de Cuemanco, Madre Selva y Central de Abasto de la Ciudad de México; desde donde fue trasladado producto a Chihuahua, Nuevo León, Coahuila, Baja California, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán.

En entrevista, Rufino Xolalpa explicó que el cultivo de la flor de cempasúchitl lo realiza en su chinampa, junto con 10 personas más, principalmente familiares, que trabajan de manera eventual.

Central de Abasto

Por otro lado, en Iztapalapa, locatarios de la Central de Abasto (CEDA) se prepararon para la venta de temporada con varios meses de anticipación. Tal fue caso de Araceli García, quien comercia dulces tradicionales, en especial la calaveritas que decoran las ofrendas en los hogares.

La empresaria narra que ella hace algunos años incursionó en la producción de calaveritas de chocolate. Rentaba un local cerca del Ajusco, para aprovechar el clima frío que facilitaba la elaboración de estas artesanías comestibles, que creaba derritiendo chocolate y colocándolo en moldes especiales, luego decoraba con azúcar glas los detalles que tanto llaman la atención.

Según su declaración, este año las ventas fueron a la baja debido principalmente a las obras de pavimento y colocación de drenaje que la Secretaría de Obras y Servicios realiza desde el mes de junio y hasta diciembre de 2019 para sustituir 458 mil 846 metros cuadrados de pavimento de la CEDA. Estos trabajos han provocado dificultades viales que complican la llegada de clientes, afirma.

No obstante, los festejos de la ciudad se llevan a cabo con esmero y a veces también con devoción. Este fin de semana el pueblo de San Andrés Mixquic, en la Alcadía Tláhuac, recibirá a miles de personas interesadas en presenciar la tradicional alumbrada del panteón local. Llegada la noche del 2 de noviembre, cientos de veladoras alumbrarán el camino de los fieles difuntos que tras días de visita regresan al inframundo.

 

 

Fotografía: Sergio Ávila, Griselda Correa, Fabiola Alonso, Alejandro Olivares, Fernando Montes de Oca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *