Agentes de inteligencia erraron en previsión sobre Afganistán

‘Como indicó el presidente, esto se desarrolló más rápidamente de lo que habíamos previsto, incluso en la comunidad de inteligencia’, dijo Avril D. Haines, la directora de inteligencia nacional, citada por el diario The New York Times.

Medios como The Hill y The Washington Post, entre otros, comentan sobre quién será la ‘oveja negra’ que cargará con el fracaso en la nación centroasiática y del caos causado cuando los talibanes tomaron el país.

Pese a anteriores advertencias sombrías de las agencias de inteligencia acerca del deterioro de las condiciones en Afganistán a lo largo del verano, los analistas no fueron capaces de prevenir que el fracaso sería rápido e inminente.

Altos funcionarios de la administración reconocieron que, mientras el ritmo de las reuniones de la Casa Blanca sobre Afganistán se volvía más frenético en agosto y en los días previos a la toma de posesión de los talibanes este fin de semana, las agencias de inteligencia no dijeron que el colapso fuera inminente.

En relación a las fuerzas afganas y su escasa o ninguna resistencia al avance de los talibanes sobre Kabul, el general Mark A. Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo que las predicciones de los servicios de inteligencia sobre el momento en que las fuerzas de seguridad afganas dejarían de luchar y sobre el colapso del gobierno variaban ampliamente.

‘No hay informes que yo conozca que predijeran que una fuerza de seguridad de 300 mil personas se evaporaría en 11 días’, apunto Milley.

En días posteriores a la caída de la capital afgana funcionarios de la Casa Blanca y de Defensa dicen que no recibieron predicciones precisas sobre cuándo caería el gobierno.

Sin embargo, desde julio, los informes de la CIA y otras agencias fueron precisos al alertar que el ejército y el gobierno afganos no estaban preparados para contrarrestar el empuje de los talibanes hacia Kabul, lo que planteaba dudas sobre si iban a realizar algún esfuerzo serio para defender la capital.

Es probable que los paneles del Congreso tengan preguntas sobre la inteligencia estadounidense en investigaciones que se proponen.

No deberíamos culpar en absoluto a los servicios de inteligencia’, dijo Michael O’Hanlon, miembro de la Brookings Institution. ‘Creo que es un puro error de política’.

‘Hay una vieja frase de humor en la inteligencia. Sólo hay dos condiciones en la vida: el éxito de la política o el fracaso de la inteligencia’, dijo James Clapper, exdirector de inteligencia nacional (DNI) bajo la administración de Obama.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario