Medio ambiente| “Las langostas se comieron todo en cuatro días”, la plaga sume aún más en el hambre a Yemen: ONU

Ciudad de México, 30 de octubre del 2020.-  Los enjambres arrasan los cultivos que podrían alimentar a 35.000 personas diariamente, así como el forraje que se utiliza para los animales. Yemen es actualmente un caldo de cultivo de la plaga, que de no ser controlada también puede volver a extenderse al Cuerno de África. Los insectos migran cada vez más lejos a medida que el cambio climático altera los patrones de lluvia.

Nuevos enjambres de langostas del desierto se crían en la costa norte del Mar Rojo mientras que grupos de insectos adultos en la costa central cerca de Hodeida, en las llanuras y en el Golfo de Adén se llevaron todo a su paso amenazando los medios de vida de agricultores y pastores en Yemen, alertó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura este viernes.

La voraz plaga agrícola ha acabado con los cultivos en muchas áreas del país y ejerce presión sobre miles de personas que ya pasan hambre a causa de años de conflicto. Las langostas del desierto atacan los cultivos de rábano, cebolla, sésamo, berros e incluso dátiles y palmeras, lo que resulta en pérdidas significativas para los agricultores.

«Las langostas se comieron todo en cuatro días. No dejaron nada excepto los palos”, afirmó Hussain Mohamed Abdullah Al-Zubaidi, agricultor de Ar Rudud Village, en la provincia de Tarim.

La FAO explicó que Yemen es un “caldo de cultivo” importante de la plaga y afirmó que el control de la infestación en el país es crucial para prevenir un nuevo brote tanto en el Cuerno de África como en el suroeste de Asia.

“Los enjambres de langostas no dejaron ninguna cosecha, y ahora se comerán el forraje que utilizamos para alimentar a nuestras ovejas”, dijo preocupado otro agricultor de la provincia de Marib.

La FAO está apoyando al Ministerio de Agricultura y Riego de Yemen en las operaciones de control de la langosta del desierto mediante logística y formando equipos de campo, y ha provisto más de 14.850 litros de plaguicidas y capacitado a 393 equipos de campo en técnicas efectivas de control y salud, seguridad y mejores prácticas ambientales.

Desafortunadamente, no todas las áreas del país son accesibles, principalmente debido a la situación de seguridad, lo que da a las langostas el tiempo y el espacio para la reproducción.

FAO/Sven Torfinn

Entradas relacionadas

Deja tu comentario