Historias del té, experiencia escénica de 20 monólogos sobre la mujer, en el Teatro El Galeón Abraham Oceransky

Ciudad de México, 28 de octubre de 2020.- Una selección de 20 monólogos cortos con la temática de la mujer son llevados a escena por el elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro (CNT) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) dentro del ciclo Historias del té, el cual se presenta del 28 de octubre al 22 de noviembre en el Teatro El Galeón Abraham Oceransky del Centro Cultural del Bosque. 

Tras una selección, por parte de la casa productora Tejedora de Nubes, de 200 propuestas, se presentan 20 para su puesta en escena, con dirección general de Daniela Parra y dirección residente de Mariana Giménez, Zaide Silvia Gutiérrez y Cecilia Ramírez Romo. 

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el INBAL, a través de la Coordinación Nacional de Teatro, abre con aforo al 30% de su capacidad, en el marco de las campañas “Contigo en la distancia” y #VolverAVerte 

La creación escénica surge del cuestionamiento: ¿Qué del universo femenino se puede ver reflejado en una taza de té? En esta primera etapa, 45 espectadores por función serán parte de un encuentro en el cual el té es un pretexto para compartir historias que nos reflejan como un espejo. 

Daniela Parra, directora general del montaje, considera que este proceso representa para ella una oportunidad de comunión y un encuentro con otras personas. “El reto ha sido encontrar un universo común para todas las historias. Al ver esta puesta en escena nos podemos cuestionar qué va a permanecer y qué vamos a olvidar de lo que signifique ‘ser mujer’. Cuándo va a acabar la violencia contra las mujeres, cuándo olvidaremos a las mujeres que buscan a sus niños desaparecidos o a las mujeres que marcaron la historia. Es un eco, porque no sólo se trata de voces femeninas mexicanas, sino de las mujeres de toda la historia de la humanidad. La cuestión sobre qué será de este grandísimo género en un futuro, queda como un pulso de lo que fue habitado y ya no está”. 

Zaide Silvia Gutiérrez concibe el proyecto como un conjunto de “historias de mujeres que experimentan un suceso que se convierte en un parteaguas en su vida”. Para ella el reto de este montaje fue preparar un espectáculo presencial de manera virtual: “Las relaciones humanas, tangibles en el ejercicio escénico, pasan por un tamiz distante y frío que es la pantalla. El pulso, la respiración, la energía y la temperatura del otro están ausentes hasta que nos encontremos, y cuando lo hagamos quedará un aspecto restringido que tiene un inmenso valor: el tacto”. 

Para Cecilia Ramírez Romo, también directora residente, los monólogos “colocan a la mujer como sujeto en el centro del análisis, no como objeto de estudio. Y para ello hay que releer la historia en clave femenina y repensar la dinámica social en conjunto, desde cada particularidad”. 

Considera que todas las mujeres de esta puesta en escena son el resultado de un complejo mapa que nos cuenta un país desde distintas voces y equidistancias. “Son las voces de una sociedad que pide a gritos una solución y la resuelve a través de más preguntas. Cada texto que dirijo trae consigo a una mujer que representa a un grupo de mujeres afectadas por un mismo estado de cosas”. 

Daniela Parra mencionó que los montajes que dirige le han permitido referirse a muchas de las mujeres que han marcado su vida. “Es impresionante la cantidad de referentes femeninos que uno puede tener en la vida y que determinan quiénes somos diariamente, por eso quise encontrar la manera de reflejarlas a través de estas obras”.  

El objetivo —dijo— fue compartir con los espectadores como si estuviéramos en una cafetería, y poder tomar el té con ellos mientras les contamos historias. 

Los monólogos que se representarán bajo la dirección de Daniela Parra son: Arañas en el té de Lorena Rojas, interpretado por Judith Inda; El día que murió la violencia de Gabriel Ek, representado por Zaide Silvia Gutiérrez, Judith Inda y Érika de la Llave; Ichigo Ichie de Iliana Muñoz, con la actuación de Dulce Mariel, y Tan fácil que es morir de Jimena Eme Vázquez, interpretado por Laura Padilla. 

Bajo la dirección de Mariana Giménez se montan Ectogénesis de Lucila Castillo, interpretado por Sonia Franco; Holograma de mujer con trapeador de Alejandra Eme Vázquez, con Octavia Popesku y Papayafilia de Gabriel Ek, representado por Amanda Schmelz. 

Con dirección de Zaide Silvia Gutiérrez se encuentran Buenas noticias de Samuel Sánchez Tual, interpretado por Amanda Schmelz, y Kung Fu de Iliana Muñoz, con la actuación de Sonia Franco. 

A cargo de Cecilia Ramírez Romo se escenifican Arde la madrugada de Federico Lozano, interpretado por Diana Fidelia; Cooperación voluntaria de Cristina Solís, con la actuación de Diana Fidelia; El caso de Medusa Pérez de Ángela Escobar, representado por Laura Padilla; Rotunda de Amaranta Osorio, interpretado por Dulce Mariel; Silencio de Edgar Zapata, con Érika de la Llave; Té Para-dos de Vera Milarka, con Octavia Popesku y Vesper de Natyeli Guevara Lafarga, con Zaide Silvia Gutiérrez. 

Historias del té iniciará temporada el 28 de octubre y finalizará el 22 de noviembre, con funciones de miércoles a viernes a las 20 horas, sábado 19 horas y domingo 18 horas. No habrá función el 1 de noviembre. La obra es apta para mayores de 12 años, no restrictivo.

Medidas sanitarias 

El teatro abre con un estricto protocolo que incluye el uso de cubreboca al interior del recinto, la sana distancia, la sanitización de la sala previamente a la entrada del público y la aplicación de un filtro sanitario en el que se  tomará la temperatura a cada asistente para garantizar que no tenga más de 37.4ºC, se proporcionará gel antibacterial y se instalará un tapete desinfectante, además de contar con la señalética indicada en muros y pasillos. 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario