Conciencia ambiental, certificación, valor agregado, inclusión y autorregulación, fortalezas de la industria tequilera nacional: Villalobos Arámbula

Una mayor conciencia del impacto ambiental, mitigación de la huella hídrica, protección y aprovechamiento de manera sustentable de los polinizadores y el recurso suelo, y las certificaciones y optimización de insumos agrícolas como fertilizantes de base sintética y orgánica que permitan abatir costos de producción y agreguen valor en el producto, es lo que permite alcanzar nuevos mercados al tequila nacional, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

 

Para ello, dijo, se requiere de una participación conjunta, planeación a mediano y largo plazos, ordenamiento productivo y retribución justa al trabajo de los agricultores.

 

Tenemos la certidumbre de contar con la industria como socio y aliado para contribuir al desarrollo del país en estos tiempos, particularmente de coyunturas sanitarias y de eventos geopolíticos en los que el sector agroalimentario atiende desafíos para garantizar la seguridad alimentaria de los pueblos, expuso Villalobos Arámbula.

 

Reconoció el nivel de integración y esquemas de asociatividad de productores, industria, autoridades y actores de la cadena agave tequila, que repercute en la consolidación, autorregulación y sustentabilidad de esta actividad, y que ofrecen mayor rentabilidad económica y social al sector primario y mejor proyección en los mercados doméstico e internacional.

 

Recordó cifras de la industria, que en 2021 reportó la producción de un millón 777 mil toneladas de agave tequilero, superior al millón 519 mil toneladas de 2020, y que sitúa a Jalisco como la mayor entidad productora, con el 75 por ciento del volumen nacional en promedio, seguido de Guanajuato, Nayarit, Michoacán y Sinaloa.

 

Asimismo, el año pasado México exportó tequila y mezcal con un valor de tres mil 317 millones de dólares, con lo que se ubicó como el segundo producto nacional con mayor valor de exportación del país, sólo superado por la cerveza, refirió.

 

En reunión de trabajo con integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera y del Consejo Regulador del Tequila, así como con autoridades y productores de agave de cinco entidades, subrayó la importancia de trabajar unidos en objetivos comunes para mantener el ordenamiento y crecimiento sostenible y sustentable del sector.

 

El titular de Agricultura señaló que este ejercicio de planeación de la agroindustria dará como resultado una permanente productividad y competitividad sostenible, así como mayores beneficios a todos los actores de la cadena de valor del tequila mexicano, con énfasis en el sector primario.

 

Sólo unidos afrontaremos los desafíos globales, que serán más extensos y competitivos, por lo que los análisis y diagnósticos de prospección en el presente y futuro son ejemplo a seguir para otros Sistemas Producto, refirió Villalobos Arámbula.

 

El encargado de la Coordinación General de Agricultura, Santiago Argüello Campos, resaltó la gobernabilidad y buen manejo de la cadena productiva y de valor, que es referente en el proceso de renovación de los Sistema Producto del país, con apoyo de consultores de renombre y conocimiento en el desarrollo y fortalecimiento de cadenas de valor como sucede con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

 

Sostuvo que el sector cuenta con el acompañamiento técnico de la Secretaría para impulsar el manejo y recuperación de suelos agrícolas a través de la Estrategia Nacional de Suelos para la Agricultura Sustentable (ENASAS), esquemas de capacitación y abatimiento de costos de producción, oferta de fertilizantes a precios competitivos y acceso a financiamiento mediante la banca de desarrollo.

 

El vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, José Roberto Ciprés Cruces, presentó el proyecto: Modelo de negocio de la Cadena Agave Tequila, sustentado en una visión integradora y diagnóstico del presente y futuro de la cadena productiva y de valor.

 

El objetivo central de este esquema, dijo, es fortalecer las acciones orientadas a la búsqueda de una rentabilidad económica y social sustentable, mediante la conexión de los eslabones de la cadena de producción y suministro, ya que exportar el 80 por ciento del tequila requiere altos estándares para su comercialización.

 

El titular de la Oficina de Representación de Agricultura en Jalisco, Enrique García García, indicó que este esquema de organización contribuirá a atender de manera integral la explotación de agave en la entidad y avanzar en un nuevo modelo de policultivo que incluya agave asociado con cultivos básicos, como maíz, lo que también permite abonar a las metas de autosuficiencia alimentaria del país.

 

Al cierre del 2020, se produjeron 374 millones de litros de tequila, de los cuales fueron exportados 286 millones.

 

Los principales estados productores son Jalisco, con 125 municipios que participan en esta actividad; Michoacán, con 30 municipios; Tamaulipas, con 11 municipios; Nayarit, con ocho municipios, y Guanajuato, con siete municipios, en donde la Denominación de Origen Tequila protege la producción de esta bebida.

 

En el encuentro participaron también los representantes no gubernamental del Comité Nacional del Sistema Producto Agave Tequilana, Guillermo Francke Cantú, el de la Industria de la Inulina, Roberto Cipres, y los de los Sistema Producto de Jalisco, Miguel Gutiérrez Lozano; de Guanajuato, Alejandro Villaseñor Segundo; de Nayarit, José Luis Zaragoza Robles; de Michoacán, Ramón Pulido Rojas, y Tamaulipas, Hans Hermann Humphrey O, así como del Consejo Regulador del Tequila, Alexis Álvarez García.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario