Legisladoras y legisladores del Congreso de la Ciudad de México hicieron un llamado a trabajar conjuntamente para mejorar las condiciones de vida de las mujeres

CDMX a 10 de marzo de 2021.- En el marco de la  conmemoración del Día Internacional de la Mujer, diputadas y diputados del Congreso capitalino llamaron a la sociedad en general a trabajar conjuntamente para mejorar  las condiciones de vida de las mujeres mexicanas y erradicar la “cultura patriarcal” que ha dañado al país a lo largo de la historia.

 

En sesión solemne, las diferentes fracciones parlamentarias reconocieron que continúa la violencia de género y la falta de respeto a los derechos de las mujeres, además de una brecha salarial e inseguridad que a diario sufren.

 

En su intervención, la diputada Alessandra Rojo de la Vega, del grupo parlamentario del PVEM, denunció las agresiones que sufrieron las mujeres participantes en las movilizaciones del pasado 8 de marzo.

 

«Las mujeres en México no tenemos buenas noticias. Salimos a las calles con carteles que nadie lee, o hacen que los leen pero no entienden. Gritamos consignas que nadie escucha. Cantamos y nos expresamos para que a nadie le interese. Estamos fallando en este Congreso, estamos viendo por nuestros intereses personales antes que por las mujeres en esta ciudad, ¿y aún así quieren sesiones solemnes, con qué cara, con qué valor?», expresó.

 

A nombre de la asociación parlamentaria de Encuentro Social, diputado Fernando Aboitiz Saro, destacó que la equidad y la igualdad sólo se pueden alcanzar como convicción desde el amor, y dio lectura a una carta escrita por su hija Maitena, de 14 años, con motivo de esta conmemoración.

 

«¿Qué se siente ser parte de un país que es una de las 20 naciones con peor violencia de género en el mundo?, reflexionó, en torno a las 10 mujeres que a diario son violadas y asesinadas en México, así como de las 66 de cada 100 mujeres que han sufrido violencia machista.

 

Por su parte, la legisladora Circe Camacho Bastida, del PT,  se pronunció a favor de erradicar la violencia de género trabajando desde las instancias de gobierno, como lo es el Congreso de la Ciudad de México.

 

Señaló que no habrá política pública, presupuesto, ni alerta de género suficiente si como sociedad no se reconoce que las mujeres padecen condiciones de violencia y desigualdad por el simple hecho  de ser mujeres.

 

“Basta con reconocer que existe la violencia feminicida y las desigualdades de género para que como sociedad trabajemos en su erradicación” dijo.

 

Armando Tonatiuh González Case, diputado del PRI señalo que el respeto a los derechos de la mujer es para  lograr una sociedad más justa, más equitativa y con mejores condiciones para todos, ya que el Día Internacional de la Mujer, tiene sus raíces en las manifestaciones de mujeres que rompieron el silencio, que alzaron la voz frente a las desigualdades, la explotación y combatieron la inexistencia de leyes que lograran su protección y reconocieran sus derechos.

 

En su intervención puntualizo “hoy a los hombres nos toca callar para escuchar a todas las mujeres que han sido violentadas, que han sufrido acoso, pero sobre todo para ver a las mujeres hacer historia”, dijo.

 

Asimismo condeno toda forma de violencia contra las mujeres y las niñas, comprendiendo que la violencia es causa y consecuencia de la desigualdad de género, parte del machismo que todavía impera.

 

La diputada Gabriel Quiroga Anguiano, del PRD, destacó el despertar de una nueva generación de luchadoras en torno a la agenda feminista en la Ciudad de México, por lo que señaló movimientos importantes a nivel mundial que han repercutido en la ciudad como el Me Todo que denunció hace unos años públicamente el acoso sexual en el ámbito público y privado.

 

De igual forma, resaltó el trabajo realizado por el grupo parlamentario al que pertenece en torno a la consolidación de los derechos femeninos enfatizando la aprobación de la interrupción legal del embarazo en 2007, el matrimonio igualitario, la implementación del violentómetro y la conformación del Instituto de la Mujer.

 

La diputada América Rangel Lorenzana, del PAN, sostuvo que este año la conmemoración del 8 de marzo se dio en el que es, sin duda, uno de los marcos “más tristes, lamentables y adversos que nos ha tocado enfrentar a las mujeres de la ciudad y  de cada rincón de la nación, en la historia”, sin embargo, dijo que vendrán tiempos mejores para las mujeres en la capital.

 

En su intervención, la legisladora Paula Adriana Soto Maldonado, de Morena, coincidió con la diputada panista que le antecedió e indicó que el último año no ha sido sencillo para nadie, pero para las mujeres “es la historia entera la que no ha sido sencilla”, acotó.

 

Dijo que la pandemia la hizo aún peor, pues duplicó la violencia para muchas de las mujeres, por el encierro y la falta de atención de los servicios de acceso a la justicia.

 

Soto Maldonado apuntó que tan sólo en enero de este año la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México reportó 2 mil 301 casos por violencia familiar, los cuales de acuerdo con datos oficiales, se estima que el último año han ocurrido más de dos por día, al igual que los feminicidios en nuestro país.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario