Cómo preparar una mochila de emergencia para casos de desastres naturales

Generalmente los desastres naturales suceden sin aviso previo, por lo que muchas personas no tienen tiempo de huir y salvar su vida. Por eso es recomendable tener lista una mochila de emergencia que tengan los siguientes artículos básicos:

Una linterna. Durante un terremoto es posible que se dañen las instalaciones de luz.

Agua en botellas de preferencia sin gas.

Alimentos duraderos. La comida enlatada es una buena opción, así como los alimentos livianos o secos de tamaño personal, fácil de abrir y que aporten energía al organismo.

Ropa abrigada. Es recomendable llevar una cobija liviana, ropa, impermeable y zapatos extras para cambiarse por si se mojan.

Un encendedor o cerillos, preferiblemente de los que son para campamento.

Un silbato para solicitar ayuda en caso de quedar atrapado o inmovilizado en algún lugar.

Fotocopias de todos los documentos personales importantes o escaneados guardados en un USB envuelto en una bolsa de plástico bien cerrada para que no se mojen.

Una copia de las llaves de tu casa ya que es probable que con la prisa y los nervios al salir pierdas las llaves.

Un botiquín de primeros auxilios con medicinas básicas como analgésicos o hasta penicilina, uno o dos vendajes y material de curación básico.

Una radio sin internet, TV ni redes de telefonía. Esto no solo te permitirá mantenerte informado, sino también acompañado y te mantendrá atento a cualquier alerta o recomendación que difundan las autoridades

Trata de que tu mochila sea de un material impermeable y resistente.

Estos consejos contienen elementos básicos y esenciales para sobrevivir en cualquier tipo de desastre natural que puede ocurrir en cualquier momento.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario