Entornos seguros para adultos mayores y solidaridad entre generaciones: Ernesto Palacios

Ciudad de México, 20 de agosto de 2020. – Una dolorosa realidad es la que viven muchas personas adultas mayores en México y esta situación se ha visto agravada por el confinamiento de la pandemia por COVID-19. Por ello, el diputado Ernesto Palacios Cordero del Grupo Parlamentario de Morena propone una iniciativa con proyecto de decreto por la que se reforman diversas disposiciones de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

 

 

 

De acuerdo con información de la OMS, en el último año, aproximadamente 1 de cada 6 personas mayores de 60 años sufrieron algún tipo de abuso en entornos comunitarios. Además, la propia OMS señala que el maltrato de las personas mayores conlleva graves lesiones físicas y consecuencias psicológicas prolongadas.

 

 

 

 

 

La iniciativa reconoce la situación de violencia que existe en una buena parte de este grupo de la población, la cual se expresa de diferentes maneras como soledad, abandono, pobreza, gritos, abuso económico, entre otras. Una de las formas de maltrato que debe establecerse es la infantilización. De acuerdo con Palacios, es una de las peores formas de maltrato por lo que debe ser combatida al interior del hogar, la comunidad, los centros de cuidado e incluso en las instituciones públicas.

 

 

 

Aún cuando hay una nueva política hacia el sector, con derechos como la pensión universal, la violencia hacia las personas mayores es una realidad que muchas veces pasa desapercibida porque desafortunadamente gran parte ella se ejerce en el seno familiar por lo que se hace más urgente enfrentarla para que los entornos familiares e institucionales donde se desarrollan los adultos mayores estén libres de violencia.

 

 

 

Lo fundamental, afirma Ernesto Palacios, es hacer visible este tipo de violencia para poder prevenirla, así como fortalecer los derechos ciudadanos de las personas mayores para motivarlos a seguir ejerciendo sus derechos y por supuesto hacerse dueños de su destino, fortaleciendo su autonomía y con pleno respeto a su dignidad e integridad física y mental.

 

 

 

En el decreto se propone fortalecer las redes comunitarias y promover acciones intergeneracionales e incluyentes para la población mayor, así como establecer programas para la prevención, detección y erradicación de la violencia contra las personas mayores, a través de campañas y acciones concretas de sensibilización e información a fin de concienciar a la sociedad acerca del derecho a las personas mayores a una vida libre de violencia y a la integridad personal.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario