Tormenta solar ‘canibal’ azotará la Tierra a más de 3 millones de kilómetros por hora

CDMX 01/04/ 2022.- Lo advirtieron las autoridades The National Oceanic and Atmospheric Administration’s Space Weather Prediction Center (SWPC). Un cúmulo de 17 eyecciones solares emergieron de un  mismo punto en el astro. Con toda la fuerza del Sol, dos de ellas impactarán la Tierra esta semana. Por la potencia de los fenómenos detectados, los científicos las etiquetaron bajo una misma categoría: ‘tormenta solar caníbal‘.

Según los cálculos de X, ambas eyecciones solares impactarán nuestro planeta a más de 3 millones de kilómetros por hora. Aunque parece una monstruosidad, la realidad es que habrá escasos efectos nocivos para la vida en la superficie: campo magnético terrestre nos protege.

 

¿Qué es la tormenta solar ‘caníbal’?

Como una coraza natural que nos aísla de la radiación del Sol —así como de los demás objetos existentes en el cosmos—, el campo magnético de la Tierra permite que las condiciones de la biosfera se mantengan habitables. Esto no quiere decir, sin embargo, que no vaya a reaccionar al recibir el impacto de una tormenta solar caníbal.

Por el contrario, según las predicciones de The National Oceanic and Atmospheric Administration’s Space Weather Prediction Center (SWPC), lo más probable es que se vean auroras boreales espectaculares durante varias noches. Lo que es más: según Live Science, lo más probable es que se extiendan desde el polo norte hasta Pensilvania, un fenómeno poco común en el planeta.

«LAS EYECCIONES DE MASA CORONAL CANÍBALES OCURREN CUANDO LAS ERUPCIONES SOLARES DE RÁPIDO MOVIMIENTO SUPERAN A LAS ERUPCIONES ANTERIORES EN LA MISMA REGIÓN DEL ESPACIO, ARRASTRANDO PARTÍCULAS CARGADAS PARA FORMAR UN FRENTE DE ONDA GIGANTE COMBINADO QUE DESENCADENA UNA PODEROSA TORMENTA GEOMAGNÉTICA», EXPLICA EL MEDIO.

El auge de este espectáculo se apreciará durante la noche del 1º de abril de 2022, cuando ambas eyecciones impactarán la Tierra. Las advertencias de la tormenta solar caníbal —a la que se refieren como AR2975—, vienen desde el 28 de marzo del mismo año, cuando se empezó a detectar actividad ‘frenética’ en el Sol.

A pesar de lo alarmante que suena la situación, no hay nada de qué preocuparse. Nuestro campo magnético tiene la capacidad de absorber incluso estos golpes voraces del Sol. A lo mucho, lo más recomendable para las personas en América del Norte será encontrar un espacio a cielo abierto para observar las auroras boreales en las próximas noches.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario