Solicitan mayores espacios que ayuden a rescatar la cultura de los chichimecas

CDMX a 17 de marzo del 2022.-Desde la tribuna de la Cámara de Diputados y en sesión semipresencial, Juan Baeza López, hablante de la lengua Chichimeca, señaló que es necesario contar con este tipo de espacios, para rescatar la cultura de los chichimecas.

En su intervención, como parte de las acciones para preservar e impulsar el desarrollo y uso de las lenguas indígenas nacionales, argumentó que hoy en día muchos niños y jóvenes no conocen los nombres de las cosas en su lengua, mucho menos los lugares importantes que hay en su comunidad.

“Hace falta construir un centro histórico, una biblioteca comunitaria, un centro comunitario, centros en los que pudiera enseñarse la cultura eza’r. Si no se hace, esto se puede perder y estamos catalogados como peligro de extinción”, alertó.

Mencionó que muchos jóvenes se están yendo a trabajar a las fábricas y se está perdiendo la cultura de los eza’r, los usos, las costumbres y las tradiciones. “Somos ricos de nuestra cultura; en este caso, tenemos la lengua uza’, que es la que nos identifica ser los eza’r. Tenemos danzas, rituales, fiestas, entre otras”.

Relató que hace más de 468 años, los chichimecas andaban de un lugar a otro, eran nómadas, hasta que un día se asentaron en ciertos lugares, como en los municipios Xichú, Atarjea y Victoria, entre otros, del estado de Guanajuato, así como en Misión de Palmas (San Miguel Palmas), en el estado de Querétaro.

Al civilizarse, la comunidad indígena Misión de Chichimecas, Guanajuato, no tuvieron agua potable, más que un ojo de agua del que extraían el líquido para tomar, lavar y bañarse; en ocasiones, también obtenían agua de los ríos, charco y arroyos, añadió.

Precisó que hace años no había trabajo en la comunidad, las personas sólo se dedicaban a la agricultura, ganadería y a la siembra de maíz, frijol, calabaza y habas. Otros recolectaban frutos silvestres.

“Desde que se fundó la comunidad, sigue careciendo de ciertos servicios básicos por la expansión habitacional de las personas que siguen construyendo sus casas. Aún la mayoría de las calles son terracería. En algunas calles hace falta alumbrado público, red de drenaje, red de agua potable, ampliación de luz eléctrica. Año con año, las personas construyen sus casas donde día a día se extiende y se amplían más las familias”, expuso.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario