Revelan que los dueños de gatos son más simpáticos y tienen más sexo y la razón es insólita

CDMX, 4 de marzo del 2022.- Parece que los perros han vuelto a ser superados por su némesis felina, pero esta vez todo gracias a un parásito llamado Toxoplasma gondii que hace a sus huéspedes más simpáticos.
Un estudio publicado en el diario PeerJ por el investigador principal, Javier Borráz-León y su equipo de la Universidad de Turku (Finlandia), ha encontrado pruebas que sugieren que los individuos infectados por el toxoplasma eran considerados más atractivos e incluso más sanos que los no infectados por el virus.
Toxoplasmosis es una infección causada por un parásito unicelular llamado Toxoplasma gondii. Es posible que más de 40 millones de personas en EEUU estén infectadas por este virus, pero ¿qué tiene eso que ver exactamente con el gato juguetón de tu casa?
El parásito permanecerá en la caja de arena de tu gato si no lo limpias bien, o si la caca del gato entra en contacto con algo cerca de donde comes, podrías tragar accidentalmente el parásito.
Pero aunque la mayoría de los parásitos causan toda una serie de problemas de salud, los investigadores de este estudio descubrieron que el parásito podría ser la mejor ayuda para conseguir una cita.
En este caso, los investigadores creen que el parásito infecta a su huésped de forma que manipula sus posibilidades de reproducción.
«Hay pruebas de que Toxoplasma gondii [T. Gondii] manipula las características fenotípicas de sus huéspedes intermedios para aumentar su propagación», dice el estudio, lo que significa que lo más probable es que el parásito esté intentando ayudarte a conseguir más parejas.
Para este estudio, los investigadores compararon el «atractivo autopercibido, el número de parejas sexuales, el número de dolencias menores, el índice de masa corporal, el valor de la pareja, la fuerza de agarre de la mano, la asimetría facial fluctuante y la relación entre la anchura y la altura de la cara» entre las personas infectadas por Toxoplasma y las no infectadas. También pidieron a un grupo independiente de 205 calificadores que juzgaran el atractivo y la salud «percibida» de los dos grupos de sujetos.
Resultó que los hombres y las mujeres infectados por el parásito tenían rasgos faciales más simétricos y eran percibidos como más atractivos y saludables que los no infectados. Las participantes infectadas también pesaban un 10% menos, tenían más confianza en sí mismas y un mayor número de parejas sexuales que las que no estaban infectadas. Los hombres infectados también eran 3 centímetros más altos, con rasgos faciales masculinos dominantes y tenían mayores niveles de testosterona.
Los infectados por el parásito Toxoplasma gondii también mostraron diferencias en su estado de ánimo y temperamento.
«Los hombres infectados son más razonables, celosos, dogmáticos y desconfiados, mientras que las mujeres infectadas son más concienzudas, persistentes, cariñosas, extrovertidas y moralistas que los sujetos no infectados», señala el estudio.
«El parásito puede producir cambios en el aspecto y la actuación del huésped humano, ya sea como subproducto de la infección o como resultado de la manipulación del parásito para aumentar su propagación a nuevos huéspedes», afirmó el investigador principal, Javier Borráz-León, de la Universidad finlandesa de Turku.
Aunque el parásito se ha estudiado antes, es uno de los primeros estudios significativos sobre sus efectos en las características fenotípicas de los humanos.
Con información de Sputnik News

Entradas relacionadas

Deja tu comentario