Reino Unido sanciona a Roman Abramovich, oligarca ruso propietario del Chelsea

El Reino Unido agregó al oligarca ruso y propietario del Chelsea FC, Roman Abramovich, a su lista de personas sancionadas como parte de sus esfuerzos para «aislar» al presidente ruso, Vlamidir Putin, lo que pone en duda la venta del club londinense.

En un comunicado el jueves, el gobierno del Reino Unido dijo que agregaría otros siete oligarcas y políticos, incluido Abramovich, a su lista de personas sancionadas.

Abramovich anunció este mes que planea vender el Chelsea, ya que es «en el mejor interés del Club, los fanáticos, los empleados, así como los patrocinadores y socios del Club». Esto se produjo después de que declaró que entregó la «administración» del club a los fideicomisarios de la fundación benéfica del club.

Pero las nuevas sanciones congelarán sus activos y prohibirán las «transacciones con personas y empresas del Reino Unido», dijo la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo del Reino Unido en un comunicado el jueves. El multimillonario también enfrentará una prohibición de viajar que le prohíbe ingresar al Reino Unido.

¿Qué pasará con el Chelsea?
Según el gobierno del Reino Unido, al Chelsea se le otorgará una licencia especial para continuar «cumpliendo con sus compromisos y llevando a cabo negocios futbolísticos», incluido el pago de jugadores y personal del club. Pero no se le permitirán ciertas acciones, como comprar y vender nuevos jugadores y vender boletos para juegos más allá de los que ya se vendieron. Los titulares de boletos de temporada existentes podrán asistir a los partidos, así como los fanáticos que compraron boletos antes del jueves.

Los seguidores pueden comprar comida y bebida en estos partidos, según el comunicado. De acuerdo con las sanciones, los minoristas externos que compraron o produjeron mercadería del club antes del jueves podrán vender sus existencias existentes. Esto siempre que no se entregue dinero al Chelsea.

El miembro del parlamento británico Chris Bryant había pedido previamente que Abramovich perdiera la propiedad de Chelsea después de ver un documento del gobierno del Reino Unido filtrado en 2019 que decía que Abramovich era de interés debido a sus «vínculos con el estado ruso y su asociación pública con actividades y prácticas corruptas», dijo el diputado en una publicación de Twitter.

La fortuna de Abramovich se estima en 9.400 millones de libras (12.360 millones de dólares), según el gobierno del Reino Unido.

El Reino Unido está «absolutamente decidido» a sancionar a los oligarcas rusos, dijo este mes la secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss. Y agregó que el Reino Unido estaba trabajando en «una lista adicional» de oligarcas para sancionar.

«No hay lugar en el que los secuaces de Putin puedan esconderse», continuó Truss.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario