CDMX a 8 de noviembre de 2019 (Noticias México).-  Por su destacada labor en las letras mexicanas y su papel fundamental en el desarrollo del periodismo cultural en México, amigos, familiares y colegas rendirán un homenaje póstumo al escritor, ensayista y crítico literario José de la Colina el sábado 9 de noviembre a las 12:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, luego de su deceso a los 85 años de edad el pasado 4 de noviembre en la Ciudad de México.

En el homenaje, organizado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), participarán la documentalista, investigadora y fotógrafa Paulina Lavista; el narrador y traductor Javier García-Galiano, el director y guionista Javier Espada, y el escritor, periodista y editor José Luis Martínez S.

José de la Colina nació en Santander, España, el 29 de marzo de 1934. Fue hijo de un impresor y militante anarcosindicalista y capitán de la infantería republicana. Junto con sus hermanos y madre, José fue exiliado a Francia y Bélgica, mientras su padre combatía en el frente. Tras ser vencida la República Española, la familia del escritor viajó a República Dominicana, Cuba y, finalmente, a México, donde radicó desde 1940.

En México, sus primeros estudios fueron en el Colegio Madrid. Luego hizo un año de prevocacional en el Instituto Politécnico Nacional, pero ante la disyuntiva familiar de estudiar o trabajar, De la Colina optó por el trabajo, en especial el literario, por lo que siempre se consideró “un autor autodidacta”. Él mismo decía. “No tengo secundaria ni preparatoria ni, mucho menos, Facultad de Letras. Soy, para bien o para mal, autodidacta. Mi universidad fue la lectura”.

A los 13 años inició su trabajo en la radio, como guionista para un programa de la XEQ llamado La legión de los madrugadores. Luego pasó a la XEX, donde se mantuvo en la escritura de guiones para programas radiofónicos hasta los 17 años. A los 18 comenzó a vivir de la escritura, cuando incursionó en el periodismo, sobre todo en la crítica cinematográfica.

En 1955 se publicó su primer libro, Cuentos para vencer a la muerte, en la colección Los presentes, que dirigía Juan José Arreola. El volumen incluye cuentos previamente publicados en diarios y revistas. En 1959, la Universidad Veracruzana editó Ven, caballo gris, con relatos como El tercero, La balada del joven enfermo, Nocturno del viajero y Los Malabé. Tres años después vio la luz su siguiente libro: La lucha con la pantera, también editado por la Universidad Veracruzana.

En una entrevista realizada por la Coordinación Nacional de Literatura del INBAL en 2011, De la Colina refirió: “Para un escritor, la imagen del mundo no existe antes de su acto de creación, y la va erigiendo a medida que escribe. Yo no tengo historias que contar ni personajes que describir, porque esas historias y esos personajes los voy descubriendo a medida que escribo. Eso es lo tentador, lo poderosamente fascinante del acto de escribir.

“Antes de ponerme a escribir no tengo certidumbres, mensajes, contenidos, sino unas cuantas imágenes y el sentimiento inconsciente, pero compulsivo, de un ritmo oscuro que lucha por hacerse palabra”, explicó en su momento el autor de La tumba india.

“Quizá deberíamos sometemos a una vasta experiencia de silencio antes de usar las palabras para escribir, de modo que, en ese silencio, rico de intuiciones, las palabras volvieran a cargarse, como el cuerpo recupera sus fuerzas en el reposo. Las palabras deberían medirse con el silencio y aparecer sólo cuando el silencio ya no pueda guardarlas”, agregó.

José de la Colina fue miembro del consejo de Redacción de las revistas Nuevo Cine, Plural, Revista Mexicana de Literatura y Vuelta. En abril de 1982 fundó, junto con Eduardo Lizalde, El Semanario Cultural en Novedades. En junio del año siguiente, Lizalde inició otro proyecto, y El Semanario Cultural quedó en manos de De la Colina. Así comenzó un largo periodo de 20 años a la cabeza de ese suplemento. Por su labor en él le concedieron el Premio Nacional de Periodismo Cultural 1984.

Ese mismo año, José de la Colina y Tomás Pérez Turrent publicaron Prohibido asomarse al interior. Conversaciones con Luis Buñuel, una entrevista con el cineasta español realizada durante 1974. En este volumen se incluyen testimonios del cineasta español y comentarios individuales acerca de cada una de sus películas.

José de la Colina dejó al público libros de cuentos, ensayo, crítica y otros géneros, como Cuentos para vencer a la muerte, Ven caballo gris, La lucha con la pantera, La tumba india, Tren de historias, Álbum de Lilith, Muertes ejemplares, Traer a cuento, Portarrelatos, Miradas al cine, Viajes narrados, Personerío, De libertades fantasmas o de la literatura como juego, Un arte de Fantasmas y Yo también soy Sherezade, entre otros.

También escribió innumerables críticas y ensayos sobre el séptimo arte y tradujo guiones de Luis Buñuel, François Truffaut, Ingmar Bergman y Jean-Luc Godard, entre otros textos especializados.

Ingresó al Sistema Nacional de Creadores de Arte en 1994. Obtuvo premios como el Nacional de Periodismo Cultural 1984 y el Mazatlán de Literatura 2002. Recibió además el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en 2005; la Medalla Bellas Artes, en 2009, y el Premio Xavier Villaurrutia, en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *