CDMX a 2 de diciembre de 2019 (Noticias México).- El presidente Andrés Manuel López Obrador se expresó hoy satisfecho por la impactante respuesta del pueblo a la actividad en el Zócalo capitalino para escuchar su informe sobre el primer año de Gobierno.
Preguntado sobre otras manifestaciones organizadas por la oposición política contra su administración, reiteró su criterio de que es una muestra de que sus adversarios tienen garantizado el derecho a expresarse pues se trata de una libertad fundamental correspondiente a los principios del Gobierno al respecto.

El mandatario reiteró que su gobierno está construyendo una conducta democrática y no una dictadura, y queda demostrado cada vez más que existe el conservadurismo en la política y en el pensamiento.

Antes, dijo, actuaban disfrazados los militantes de los partidos conservadores, pero ahora se aclara más el panorama porque se quitan la máscara como, por ejemplo, dónde, cuándo y cómo se manifiestan, en qué estado, y participan dirigentes de partidos.

Recordó que el expresidente Vicente Fox (2000-2006) llamó a los militantes del Partido Acción Nacional a empezar a preparar las condiciones para el 2021 y lograr mayoría en el congreso.

Reiteró que tienen todo su derecho a hacer ese tipo de manifestaciones y expresarse así, pero el gobierno también a responder.

En lo que respecta al informe de ayer a la nación y el acto en el Zócalo, dijo que estaba muy feliz de los resultados, y evadió la pregunta de que si realmente se concentraron en esa plaza un cuarto de millón de personas.

Las cifras, señaló, les corresponden al Gobierno de la ciudad y a los especialistas que tienen los mecanismos para hacer esos cálculos. Pero lo más importante, señaló, es la actitud de esos miles de ciudadanos, la alegría, lo contenta y comunicativa que estaba la gente, el ánimo colectivo, el entusiasmo.

En otra parte de su mañanera conferencia de prensa habló sobre las relaciones de su Gobierno con los periodistas que trata de ser, dijo, lo más fraternal y respetuosa posible, y anunció también la reunión que sostendrá con Julián LeBarón, uno de los más afectados en la masacre de Sonora, donde sus cuatro hijos y su esposa fueron asesinados.

Presuntos miembros del crimen organizado atacaron y dieron muerte a mujeres y menores de edad pertenecientes a la familia mexico-estadounidense de origen mormón.

También habló de la situación de varios cientos de migrantes centroamericanos hacinados en lugares insalubres en algunos puntos de la frontera con estados Unidos y dijo que esos casos ya se estaban atendiendo.

Reiteró que lo que está ocurriendo en México es un cambio de régimen no es más de lo mismo, pero estamos en un período de transición en el que se dan muchas cosas porque lo viejo no acaba de desaparecer y lo nuevo no acaba de nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *