Por quinta vez en lo que va del año, el Banco de México elevó su tasa de interés

CDMX a 16 de diciembre, 2021.- El Banco de México (Banxico) acordó subir la tasa de referencia en 50 puntos base, para dejarla en 5.50%.

Por mayoría, los integrantes de la junta de Gobierno del Banxico decidieron incrementar la tasa debido al complejo entorno inflacionario que se vive en el país y el mundo. Solo el subgobernador Gerardo Esquivel votó por subir la tasa en 25 puntos base.

Un gran número de analistas esperaba que el Banco de México cerrara el año con un incremento de 25 puntos base, por lo que la decisión de subir medio punto el costo del dinero, sorprendió.

De nueva cuenta, la Junta del banco central tuvo discrepancias a la hora de votar. Alejandro Díaz de León (Gobernador), Irene Espinosa Cantellano, Galia Borja Gómez Jonathan Heath (subgobernadores) votaron por subir la tasa en 50 puntos base; mientras que Gerardo Esquivel se pronunció por incrementar la tasa en 25 puntos base.

Respecto a las expectativas de inflación, la Junta del banco central estimó que el 2021 cerrará con una tasa de 7.1%, frente al 6.8% que habían estimado previamente.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el pasado mes de noviembre, la inflación llegó a 7.37%, la más alta desde 2001, debido -principalmente- al aumento en el precio de algunos servicios y alimentos como el tomate verde, chiles frescos, jitomate, la uva, la guayaba y las tarifas eléctricas.

Este mismo jueves, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, admitió que le “preocupa enormemente la inflación” y advirtió que, contrario a lo que señala el gobierno de Andrés Manuel López Obradorno se trata de una “inflación importada”.

“Es preocupante ver que los productos agrícolas traen un crecimiento muy alto, esto no es importado, esta no es una inflación importada”, aseveró.

El presidente del CCE estimó un crecimiento de entre 5.6% y 5.7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional para 2021, por debajo de la meta oficial de más de 6% que espera el gobierno.

Se nos ha caído el crecimiento del PIB comparado con el año anterior y al caerse hace que el 6.2 % (esperado) sea insostenible. ¿Y entonces qué estamos viendo? Un crecimiento, el mismo que ya pronosticó el Banco de México, más del orden del 5.6 % o 5.7%”, destacó.

Respecto a sus estimaciones para el próximo año, Salazar Lomelín pronosticó un crecimiento del 3% del PIB, siempre y cuando se logre controlar la inflación y exista mayor inversión pública y privada.

El pronóstico es similar a lo que espera el Banco de México, aunque por debajo del 4.1 % que proyecta el Gobierno.

“Un problema que ya tenemos, es que no hemos invertido. Qué vemos para el año que entra, esperamos un crecimiento alrededor del 3 por ciento, más o menos lo que ha dicho el Banco de México, que se puede aspirar de crecimiento” , dijo.

“Entonces (vemos) una economía creciendo a tasas relativamente pequeñas. Una inversión que no se alcanza a recuperar. No esperamos llegar, ni por mucho, a los niveles del famoso 25% (de inversión) con respecto al PIB”, aseveró en reunión con medios de comunicación.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario