Migrantes truenan estrategia mexicana

Ciudad de México a 25 de noviembre del 2021.-No cabe duda que a estas alturas la caravana de migrantes ha hecho fracasar la estrategia mexicana de contención en Chiapas, en Oaxaca, y en Veracruz; pero además ahora su composición se ha visto fortalecida por una diversidad de grupos que ya no son puramente centroamericanos.

La penúltima caravana estuvo integrada desde Tapachula, por guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, que traían para su protección a niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

Sin embargo, la última, ya está integrada, por haitianos, y quien sabe de cuantas otras nacionalidades más.

Con la primera, intentaron imponer la tradicional estrategia de contención del gobierno mexicano, pero en esta segunda nadie se ha atrevido ni siquiera a mencionar que hay que evitar que lleguen a la Ciudad de México y posteriormente a la frontera norte de los Estados Unidos.

Por lo pronto, no hay contención:

Por eso, tras más de 20 kilómetros caminando, los migrantes de la caravana que avanza sobre Chiapas, logró llegar a Villa de Comaltitlán.

El contingente llegó a su destino sin mayor afectación ni restricciones por parte de elementos de la Guardia Nacional y el INM.

Alrededor de las 3:00 de la mañana del sábado salieron de Huixtla alrededor mil 200 migrantes encabezados por Luis Rey García Villagrán, coordinador del Centro de Dignificación Humana, A. C.

El contingente está conformado por personas de nacionalidad haitiana, venezolana, hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, nicaragüenses, cubanos, ecuatorianos, pakistaníes y entre otros países.

Durante su recorrido, los migrantes llevan una pancarta con la leyenda «Migrantes, paz y justicia», autonombrándose como la caravana «Por la Libertad, Dignidad y Paz de la Comunidad Migrante».

La caravana, acompañada por personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Comisión de Derechos Humanos, Protección Civil de Chiapas y de la Guardia Nacional, partió de la iglesia San Francisco de Asís rumbo a Villa Comaltitlán.

El contingente migrante ha avanzado por la Costa de Chiapas sin ser interceptado por elementos de la Guardia Nacional o el Instituto Nacional de Migración (INM).

En tanto que cientos de migrantes haitianos y de otras nacionalidades se amotinaron en las oficinas de Regulación Migratoria de la Subdelegación Federal Zona Sur de la ciudad de Tapachula, el reclamo de los extranjeros es porque la noche del miércoles y jueves personal del Instituto Nacional de Migración (INM), habría trasladado a bordo de camiones a grupos de migrantes con destino a otros estados de la república mexicana.

Los extranjeros se aglutinaron en las instalaciones con la esperanza de que sean tomados en cuenta para el traslado a otros Estados de la república para continuar con el proceso de regularización, sin embargo la magna concentración generó una revuelta en la que incluso hubo golpes entre los mismos extranjeros y con los elementos de la Guardia Nacional que mantienen un filtro de seguridad con vallas, en estas acciones algunas mujeres y niñas extranjeras resultaron con golpes y afirman que las autoridades no les dieron la atención.

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) iniciaron detenciones en la ruta Costera que conduce de Tapachula a Huehuetán, Chiapas, para frenar el tránsito de migrantes que buscaban adherirse a la caravana o que quedaron rezagados en su paso.

Los extranjeros fueron subidos a camiones al servicio del INM, para ser enviados de vuelta a Tapachula a la Estación Siglo XXI, donde permanecerán encerrados.

La embestida de los agentes migratorios ha sido tal que se ha tornado en una jornada complicada y repleta de violaciones a los derechos humanos de activistas, migrantes y reporteros.

En Tapachula los más entusiasmados con esas acciones, son los habitantes de la localidad, que piensan que de esta manera se va ir despresurizando la presión de los migrantes sobre la vida social y económica de la región.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario