La veda temporal de lisa y liseta, garantiza la continuidad de la actividad pesquera en el país: Conapesca

CDMX, 8 de febrero del 2021.- Con la aplicación de veda temporal fija en la pesca de escama, específicamente de lisa y liseta lebrancha, en las cuatro zonas autorizadas para esta actividad se logra proteger a las especies, sobre todo durante su periodo de mayor reproducción, informó la Comisión Nacional de  Acuacultura y Pesca.

“Es de vital importancia que se respeten los periodos de veda, aún y cuando, parezca que hay mucho producto o recurso, pues la veda temporal fija de estas especies de escama están sustentadas en estudios biológico-pesqueros del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), cuyos resultados permiten proteger los principales procesos reproductivos”, aseguró.

El organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural indicó que para la pesca de estas especies existen cuatro zonas: las primeras dos en aguas litorales del océano Pacífico, que abarca los estados de Baja California, BCS, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Las dos restantes, agregó, se ubican en la zona del Golfo de México en aguas litorales del estado de Tamaulipas y zona norte de Veracruz y en Tamaulipas, en la Laguna Madre.

Indicó que el pasado 1 de febrero inició la veda en las zonas tres y cuatro, en el Golfo de México, por lo que los pescadores de embarcaciones menores deberán esperar hasta el 28 del mismo mes para reactivar la captura de lisa y liseta  lebrancha.

Durante este periodo estas especies de escama tienen su principal periodo de reproducción y aunque los peces enhuevados también se comercializan, “en la Conapesca nos apegamos a la opinión técnica del Inapesca para dar prioridad a la protección y preservación de las especies para no ponerlas en riesgo y que se acabe la actividad comercial”, destacó la dependencia federal.

Añadió que los oficiales de la Dirección General de Inspección y Vigilancia de la Comisión revisan las embarcaciones menores, como parte de sus actividades de vigilancia en los litorales del Pacífico y del Golfo de México y para que se respete la veda durante ese periodo.

“Es un mes de espera, pero bien vale la pena, pues los pescadores no dejarán de contar con el recurso marino, y este mes de febrero pueden dedicarlo a la pesca de otras especies o para reparar sus embarcaciones, motores, redes o artes de pesca”, expresó el titular de la Conapesca, Raúl Elenes Angulo.

Informó que uno de los principales productores de este recurso marino es Tamaulipas, y la Dirección General de Planeación, Programación y Evaluación de la Conapesca, con base en los avisos de arribo de las embarcaciones menores, reportó la producción de un millón 321 mil 332 toneladas de lisa, con un precio promedio por kilogramo de 10.38 pesos a pie de playa.

Respecto a la especie liseta, la oficina de pesca de San Fernando registró tres mil 400 toneladas, con un precio por kilogramo de cinco pesos a pie de playa y para este primer mes del 2021 se tiene un registro de tres mil 400 toneladas, con un precio de 8.66 pesos por kilogramo vivo a pie de playa.

Los pescados lisa y liseta se comercializan frescos en los mercados nacionales y su precio va de entre 38 y 45 pesos por kilogramos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario