Experta expuso en el Cecut aspectos sobre la megaminería en el Noroeste mexicano

CDMX 29/07/2021.- La explotación minera ofrece ventajas económicas en el ámbito nacional, pero puede conllevar perjuicios para los asentamientos humanos que circundan las minas, expuso en una conferencia la Dra. Patricia M. Aceves Calderón.

“La paradoja de la minería en el Noroeste mexicano: ¿identidad y desarrollo?”, fue el título de la charla que impartió la investigadora dentro del “Ciclo de conferencias mensual Iraís Piñón” que organiza el Centro Cultural de Tijuana (Cecut) institución de la Secretaría de Cultura federal.

La Dra. Patricia Aceves ostenta la licenciatura en Arqueología por la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), la maestría en Ciencias en manejo de ecosistemas de zonas áridas (MEZA) por La Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y el doctorado en Geografía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Aceves Calderón explicó al coordinador del programa Pueblos Originarios y Comunidad del Cecut Oswaldo Cuadra en entrevista, que tres serían los puntos que su conferencia intentaba tocar: Historia de la minería en el Noroeste, Proyectos de megaminería en los estados de Sonora y Baja California, y una reflexión sobre la actividad minera: transformación del paisaje y beneficios que deja para las comunidades.

Dado que actualmente su principal línea de investigación es la actividad mega minera desarrollada en el país desde diferentes áreas, social, ambiental, económica, político y cultural explicó que se ha interesado en la historia compartida que existe entre los estados de Baja California y Sonora.

“La minería fue una actividad que impulsó la colonización en la parte noroeste y siempre estuvo asociada con actividades paralelas de ganadería, agricultura y comerciales”, aseguró la académica, sin embargo, “Baja California tuvo un proceso distinto por los proyectos evangelizadores de los jesuitas que tenían una lógica diferente, los evangelizadores no permitieron que se desarrollaran proyectos mineros en la zona, lo cual llevó a que la actividad minera fuera más tardía que en Sonora”

Durante el desarrollo de su ponencia, la doctora habló más a fondo sobre la actividad minera, cuestionándose si los proyectos mineros en los estados del noroeste tienen beneficios para las comunidades que viven en zonas donde la minería se desarrolla, Ilustró lo anterior con el ejemplo del poblado, La caridad, Sonora, en donde tuvieron que destruir una gran parte de la montaña para llevar a cabo el proyecto de megaminería.

La conferencista aseguró que los proyectos de megaminería causan “daños ambientales, destrucción del paisaje, tienen baja recaudación fiscal y alta devolución por deducibles de impuestos, gastos enormes de agua en zonas áridas, hay generación de empleos, pero no para las comunidades y si gran corrupción en la aplicación de Fondo minero”

La doctora concluyó su presentación afirmando que, “la minería es una actividad esencial, hay un gran requerimiento de minerales, sin embargo, es un mito decir que no hay afectaciones para el medio ambiente, se debe informar a las comunidades de los riesgos, bondades y aspectos negativos de la minería”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario