Considera Pérez Segura que para conocer resultados de programas sociales impulsados por el Ejecutivo federal, se requieren reglas de operación para medir su efectividad

CDMX, 30 de septiembre de 2019.- La diputada Laura Imelda Pérez Segura, secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, consideró que para conocer los resultados de los programas sociales impulsados por el Ejecutivo federal, se requieren reglas de operación que permitan medir su efectividad y realizar una evaluación objetiva.

En un comunicado, indicó que según datos publicados en marzo por la organización México Evalúa, el recurso de este año para subsidios represento el 58 por ciento (365 mil millones de pesos) que se destinaron a programas sin reglas de operación.

Pérez Segura apuntó que es urgente crear las herramientas necesarias para hacer llegar los montos a la población objetivo, a fin de eliminar por completo las prácticas de opacidad y corrupción de las administraciones pasadas.

Señaló que las secretarías del Bienestar y de Trabajo y Previsión Social concentran el 44.66 por ciento del recurso destinado en este año a los programas sin reglas de operación, con 123 mil millones de pesos y 40 mil millones de pesos, respectivamente.

“De los programas creados durante el actual sexenio, destacan los implementados por la Secretaría del Bienestar, Pensiones para adultos mayores y Sembrando Vida, seguidos del implementado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Jóvenes Construyendo el Futuro”, añadió.

La diputada de Morena sostuvo que 5 de los 19 programas que otorgan subsidios cuentan con lineamientos básicos como: características mínimas de operación, cobertura, procedimiento de entrega de recursos y población objetivo, sin embargo, “no existe una metodología de evaluación y control que permita darle seguimiento y medir el impacto real de ninguno de estos programas”.

“Estos programas tienen su razón de ser en el combate a la desigualdad social y su fundamento en la principal tarea de la política fiscal que es la redistribución del ingreso. Su tarea es apoyar a los grupos vulnerables de la población, con la finalidad de brindarles oportunidades que les ayuden a superar su situación para que tenga un mayor dinamismo la economía nacional”, explicó.

Pérez Segura planteó que además de implementar los programas sociales, también es necesario maximizar la transparencia, fijar los criterios claros para ser acreedor a estos programas y tener herramientas de evaluación de desempeño, así como de impacto social.

“La inclusión laboral, el bienestar de personas con discapacidad, el apoyo a los estudiantes, entre otros, son prioridades de esta Cuarta Transformación, por lo que resulta relevante contar con mecanismos para hacer eficientes los programas sociales y así lograr sus objetivos”, insistió.

Sostuvo que en este Paquete Económico, las y los legisladores buscarán lograr un Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 que genere verdadero bienestar social, trabajando bajo una de las premisas de este movimiento: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

“En esta LXIV Legislatura sumaremos esfuerzos para que los programas sociales incluidos en este presupuesto cumplan con sus respectivas metas y tengan un impacto positivo en los mexicanos, concluyó.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario