Conagua trabaja para asegurar que el agua de los humedales beneficie a todos

CDMX 2 de febrero del 2021.-Los humedales son ecosistemas fundamentales para la vida en el planeta, y su conservación requiere de una gestión que coordine estrechamente los temas vinculados al agua y al territorio, en donde se involucren de manera activa los tres órdenes de gobierno.

Así se expresó la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, en ocasión de la celebración internacional del Día Mundial de los Humedales, cuyo tema central es el agua, y su importancia se resume en el lema: “Sin agua no hay humedales y sin humedales no hay agua”.

La titular de Conagua señaló que, por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, “la Conagua ha establecido una agenda de trabajo para asegurar el agua que los humedales requieren, en beneficio de todos, principalmente de las poblaciones menos favorecidas, así como de aquellas con población indígena y afromexicana”.

Para ello, indicó, en el Plan Nacional Hídrico (PNH) 2020-2024 —resultado de un proceso que contó con la participación de más de 3 mil personas en 44 foros de consulta en todo el país— se establecieron 5 objetivos prioritarios asociados a diferentes metas de bienestar.

“El cuarto objetivo se refiere específicamente a la conservación de la integralidad del ciclo hidrológico, y su meta de bienestar se medirá como el número de cuencas con caudal ecológico, es decir, el número de cuencas y acuíferos en los que el agua de los humedales estará protegida para el bienestar de todos”, indicó.

Una novedad del PNH fue la publicación de la programación hídrica de todas las cuencas y acuíferos del país, un instrumento establecido por la Ley de Aguas Nacionales que permite programar los usos del agua para el presente y el futuro, con el objetivo de evitar su sobreexplotación, o en su caso, identificar mecanismos necesarios para su recuperación.

De acuerdo con la titular de Conagua, para la actual Administración Federal la programación hídrica “establece como prioridad el agua para la gente y el agua para el ambiente, es decir, el caudal ecológico que garantice el recurso que requieren nuestros ríos y acuíferos para conservar nuestros humedales”.

Con esa visión, la meta que se ha fijado el Gobierno de México a través de la Conagua es proteger 448 cuencas con caudales ecológicos, lo que representa más de la mitad de los que existen en el país.

Tras indicar que los humedales y el agua son parte de una misma realidad, Jiménez Cisneros informó que la Conagua trabaja también en la actualización permanente del Inventario Nacional de Humedales (disponible para su consulta en la ligahttps://sigagis.conagua.gob.mx/humedales/), que permite contar con información cartográfica, ambiental y estadística de estos cuerpos de agua.

“Conagua trabaja para actualizar dicho inventario, ya que resulta fundamental para tener un mayor conocimiento que permita tomar medidas adecuadas para su preservación, debido a que las afectaciones a dichos ecosistemas pueden producir pérdidas significativas en su biodiversidad y cambios en los importantes servicios ambientales que brindan a toda la población”.

Actualmente, indicó, Conagua cuenta con casi mil 600 puntos de monitoreo en humedales, lo que permite evaluar la calidad de su agua e implementar acciones efectivas para su conservación.

Adicionalmente, esta Comisión forma parte del Comité Nacional de Humedales, que funge como instancia de consulta, apoyo y asesoría de la autoridad federal para la correcta aplicación de la Convención de Ramsar a nivel nacional, en particular en aquellos sitios designados como humedales de importancia internacional.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario