Borrador automático

CDMX, 9 de febrero del 2021.- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda); Alianza Jaguar; Alianza mexicana contra el Fracking e integrantes del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire, entre otros, hicieron un llamado al Congreso de la Unión a tomar en cuenta que esta propuesta preferente pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos a la salud y al ambiente sano, porque relega las energías renovables y favorece las hidroeléctricas y las centrales más contaminantes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que generan energía a partir de carbón o combustóleo.

El pasado 11 de enero de 2021 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Resolución de 30 de diciembre de 2020, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, por la que se formula la declaración ambiental estratégica del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, reforma que se aleja cada vez más de sus compromisos internacionales en materia de cambio climático, ya que representa un obstáculo y una amenaza a la ya insuficiente política climática y las pobres Contribuciones Nacionalmente Determinadas (INDC, por sus siglas en inglés), recientemente actualizadas como parte del Acuerdo de París.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario