A pesar de las prohibiciones, continúan las afectaciones a la vaquita marina en el Golfo de California

CDMX, 22 de febrero del 2021.- El Alto Golfo de California es hábitat de dos especies endémicas, la vaquita marina (Phocoena sinus) y la totoaba (Totoaba macdonaldi). Ambas son protagonistas de una problemática en la zona debido a la captura y muerte incidental de la vaquita marina, que queda atrapada en redes agalleras utilizadas para la captura ilegal de totoaba.

A pesar de que para conservar y proteger a la vaquita marina se encuentra prohibida cualquier actividad de pesca con redes de enmalle en el refugio de la especie, la problemática se incrementa por el alto valor económico de los “buches” de totoaba en el mercado asiático, además, porque la pesca es la principal actividad económica de la región.

La Semarnat informó que el 24 de septiembre, se publicó en el DOF un Acuerdo firmado por la Semar, la Sader y la Semarnat que regula las artes, métodos, técnicas y los horarios para realizar actividades de pesca en el Alto Golfo. Además, establece diferentes polígonos y las actividades que se pueden realizar en cada uno: Área de prohibición de redes de enmalle, Área de refugio para la protección de la Vaquita Marina y Área de Tolerancia Cero.

Además de especificar que se fomenta el establecimiento de Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) y Predios o Instalaciones que Manejan Vida Silvestre en Forma Confinada, Fuera de su Hábitat Natural (PIMVS), en las que se lleve a cabo el manejo intensivo de totoaba para su investigación, comercio o liberación al hábitat natural, producto de la reproducción controlada.

Actualmente hay 7 UMA de manejo intensivo y 1 PIMVS con registro vigente para el manejo de totoaba, ubicados en Sonora, Baja California y Baja California Sur, los cuales además de realizar el aprovechamiento sustentable de la especie, han contribuido con la liberación de 457,450 ejemplares al hábitat natural.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario