PAVO DOWN, UN LUGAR DE INCLUSION

Con gran emoción y entusiasmo, PAVO DOWN celebra su quinto aniversario, se trata de una cooperativa encargada de la crianza de guajolotes y elaboración de diferentes productos derivados de este animal.
En compañía de sus socios de CASSAVA ROOTS, empresa 100% mexicana ubicada en la Condesa, compartieron el gran sentir que representa esta celebración, en la cual se realizaron actividades como la preparación de blue teas, emblemáticas bebidas del establecimiento, así como juegos de loterías y muchas otras sorpresas. El equipo de Pavo Down (conformado por jóvenes) mostró sus habilidades de servicio con mucho entusiasmo.
Llegar al quinto aniversario supuso un gran logro para esta cooperativa, en este periodo han tenido que sobreponerse a grandes dificultades como enfrentarse a la negativa de instituciones financieras para brindarles apoyo, hasta la pérdida de Ángel, su capitán y fundador.
PAVO DOWN surge en 2007 cuando ‘El capitán’, un joven con síndrome de down que, en un momento de su vida, decidió no regresar a la escuela, pues deseaba iniciar su vida laboral y así poder casarse. Fue entonces que Gabriela y Francisco, padres de Ángel, emprendieron un negocio donde aunaron la tradición de su familia de trabajar con animales, por lo que se aventuraron a levantar este proyecto que no sólo ayudó a desarrollar las habilidades profesionales de su hijo, también abrió la puerta para que más personas con síndrome de down y otras discapacidades puedan sumarse al mundo laboral y conseguir la independencia económica.
Actualmente PAVO DOWN, al igual que una gran cantidad de negocios, recibe ayuda de instituciones educativas como el IPN, UAM y UNAM. Además, la empresa forma parte del programa Jóvenes Construyendo el Futuro impulsado por el gobierno federal, por lo que los chicos reciben capacitaciones en la crianza de pavos y la elaboración de diferentes productos. Aunque muchos de los integrantes de la cooperativa llegan referidos por familiares y amigos que conocen el proyecto, el programa abre la oportunidad a que muchos de estos jóvenes se integren con mayor facilidad al mundo laboral, pues reciben capacitación pagada por un año y, tras este periodo, tienen la oportunidad de sumarse como socios a la cooperativa.
En estos momentos, Pavo Down tiene el propósito de crecer tanto en la Ciudad de México, donde tienen una amplia lista de chicos en espera, así como en diferentes estados de la República donde las opciones de estos valiosos jóvenes son aún más limitadas.
Si quieres conocer más acerca de la labor que realiza Pavo Down puedes acercarte a ellos por medio de sus redes sociales en donde los encuentras por su nombre (*PAVO DOWN*) o directamente a los números 5532252075 y 5516756616.
Texto y fotografía: Abi Gómez / Maya Comunicación

Entradas relacionadas

Deja tu comentario