Los 3 alimentos más eficaces y accesibles para hacer frente a la hipertensión

Cuando el corazón late, desplaza la sangre por todo el cuerpo y dependiendo de cómo fluya, la sangre presiona las paredes de los vasos sanguíneos. Si la presión es muy alta, puede causar un mayor esfuerzo en el corazón aumentando el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, aunque el consumo de algunos alimentos puede prevenirlos.

La presión arterial ideal debería ser de 120 sobre 80, pero en la práctica la mayoría de los adultos de mediana edad tienen una presión arterial entre 120 sobre 80 (120/80) y 140 sobre 90 (140/90). Ante el riesgo de padecer hipertensión se vuelve importante controlar el estilo de vida y la alimentación que uno lleva.

Así lo señalan varios especialistas citados por el portal MedikForum, quienes además de recordar que se debe evitar el consumo de sal en grandes cantidades y el sedentarismo, nombraron tres alimentos eficaces y accesibles para reducir la presión arterial.

Según la nutricionista Rosie Millen, el consumo de nueces una o dos horas antes de acostarse puede ayudar a conciliar el sueño y mantener una hipertensión arterial estable gracias al aminoácido triptófano presente en este alimento. Los científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania confirmaron que el consumo de nueces como parte de una dieta baja en grasas saturadas puede ayudar a reducir la presión arterial en personas con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Salud británico —NHS por sus siglas en inglés— la infusión de manzanilla al tener un efecto sedante suave, que calma los nervios, reduce la ansiedad y ayuda con el insomnio y otros problemas de sueño, también tiene un impacto beneficioso en la presión arterial.

Por otro lado, el yogur natural sin edulcorantes contiene bacterias que ayudan a liberar proteínas que reducen la presión arterial. Un estudio realizado por científicos de la Universidad del Sur de Australia ha descubierto que una ración diaria de yogur puede ayudar a combatir la hipertensión al tener un efecto reductor de la presión arterial gracias a sus nutrientes.

La investigadora Alexandra Wade, concluyó que las personas que consumen regularmente yogur tienen casi siete puntos menos de presión arterial que las que no lo consumen.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario