La economía naranja y las industrias creativas, decisivas para la recuperación post-COVID 19

El foro virtual “Economía Naranja, Visión en Iberoamérica de la Economía Creativa”, organizado por SEGIB, CEOE y FIJE, en colaboración con la OEI, reunió a representantes del sector privado, gobiernos, instituciones y empresas, junto a expertos/as de 25 países de Iberoamérica para analizar el papel de la economía naranja en el contexto del COVID 19 y cómo impulsar las economías creativas en los planes de recuperación post-pandemia.

El foro virtual “Economía Naranja, Visión en Iberoamérica de la Economía Creativa”, organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE), en colaboración con la Organización de Estados Iberoamericanos para Educación la Ciencia y la Cultura (OEI), reunió a representantes del sector privado, gobiernos, instituciones y empresas, junto a expertos/as de 25 países de Iberoamérica para analizar el papel de la economía naranja en el contexto del COVID 19 y cómo impulsar las economías creativas en los planes de recuperación post-pandemia.

El encuentro, inaugurado por el presidente de la CEOE Antonio Garamendi y clausurado por la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, abordó las “7 i” de la economía naranja: información, instituciones, industria, infraestructura, integración, inclusión e inspiración.

Durante la apertura, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi destacó que las economías creativas serán estandartes de la nueva economía a la que nos dirigimos, ya que abarcan numerosos procesos de producción que ayudarán a acelerar la transformación de sectores clave como la información y las infraestructuras, a través de su adaptación a las nuevas necesidades y la transformación digital de las instituciones, empresas e industrias.

Por su parte, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan destacó que la economía naranja necesitará ayudas urgentes y generosas como otros sectores clave de las economías de la región, por lo que consideró importante incluirla en los planes de recuperación de los países, potenciando la solidaridad y la cooperación internacional, una tarea en la que la SEGIB está plenamente comprometida, subrayó.

“Cuando salgamos de la crisis, el mundo será diferente. Debemos hacer que sea mejor. La economía naranja contribuye, en gran medida, a dar un salto cualitativo en el sector servicios y a beneficiar a la sociedad”, afirmó Grynspan.

En este encuentro virtual también intervinieron el viceministro de la Creatividad y la Economía Naranja de Colombia, Felipe Buitrago; la consejera delegada de ICEX España Exportación e Inversiones, María Peña; la gerente general, VP y productora ejecutiva de CMO, Ana Piñares; el investigador y asesor internacional en Emprendimiento Creativo y Cultural, Alex Paredes; el líder mundial de Servicios de Sostenibilidad y Cambio Climático de Ernst&Young en Reino Unido, Juan Costa; y las empresarias de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) Uruguay, Valentina Techera, y de AJE Paraguay, Liliana Flores. La jornada estuvo moderada por la vicepresidenta del Consejo Directivo de UNITAR de Naciones Unidas en México y directora ejecutiva del Centro Regional del Sector Privado en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, Diana Chávez.

Las conclusiones del seminario corrieron a cargo del director general de CEOE Internacional y secretario permanente de CEIB (Consejo de Empresarios Iberoamericanos), Narciso Casado; el responsable de Economía y Empresas de SEGIB, Pablo Adrián Hardy; y el secretario general de FIJE, Antonio Magraner.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario