Evitar otro mandato de Trump, plan demócrata

Ciudad de México, 12 de enero de 2021.-El presidente Donald Trump tendrá que rendir cuentas por el asalto al Capitolio. Este miércoles, la Cámara de Representantes votará para llevar al Senado la acusación de «incitar a una insurrección» que presentó ayer e iniciar así u n segundo juicio político contra el magnate.

 

 

 

Esta vez, el objetivo es diferente. El juicio político con fines de destitución, como se le llama, no busca destituir a Trump, pues éste ya no estará en el poder.

 

 

Como muy pronto, el Senado empezaría ver el tema el 19 de enero, cuando reanude sesiones, un día antes de la toma de posesión de Joe Biden. Más bien, la idea es buscar su posible inhabilitación para ejercer futuros cargos políticos.

 

 

«La amenaza del presidente a Estados Unidos es urgente, y nuestros actos también deben serlo», dijo la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, en un comunicado al presentar el único cargo con el que buscan enjuiciar a Trump, por haber arengado a sus simpatizantes el 6 de enero a ir al Capitolio, llamado que derivó en un a irrupción violenta que se saldó con cinco muertos y una veintena de detenidos y acusados.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario