Héctor Vasconcelos: Ucrania fue por siglos parte de la historia rusa

CDMX a 24 de febrero del 2022.-«Pienso, en lo personal, que aceptando los principios rectores de nuestra política exterior [centrada en la no intervención], desde el punto de vista de la historia, no podemos dejar de tener en cuenta la relación de muchos siglos, diría que de 1.500 años o más, cerca de 2.000 años, entre Ucrania y lo que después se llamó Rusia o la [ex] Unión Soviética, y ahora de nueva cuenta Federación Rusa», dijo el senador integrante de la bancada del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El senador indicó que otro factor que gravita en la crisis internacional actual es la eventual posibilidad de que Ucrania decidiera sumarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que integran EEUU y países europeos.
«Me parece un factor histórico que no se puede soslayar, que desde del punto de vista ruso no es deseable que Ucrania pasara eventualmente a formar parte de una alianza militar [OTAN], que se ha venido expandiendo de Occidente hacia Oriente, es preocupante para Rusia», explicó Vasconcelos y Cruz.
El legislador, un intelectual e hijo del filósofo José Vasconcelos, primer ministro de Educación de la Revolución Mexicana (1914-1921) reseñó que «incluso, en los orígenes de la nación rusa pueden encontrase en la zona de Kiev, capital ucraniana actual, que habitaban tribus eslavas que están en el origen mismo de la nacionalidad rusa».
«Pienso que no es que Rusia esté reclamando de una manera extravagante o exótica el hecho de que Ucrania ha estado casi siempre en estos siglos dentro del área de influencia rusa», prosiguió el legislador.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, explicó este 24 de febrero que sus decisiones no forman parte de un supuesto plan para restablecer las fronteras del antiguo Imperio ruso.
El jefe de Estado señaló que «vemos especulaciones al respecto, sobre el tema de que Rusia tenga la intención de restablecer el imperio, las fronteras del imperio. Esto absolutamente no corresponde a la realidad», dijo en una reunión con el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev.

La postura mexicana

El senador señala que México tiene unos principios constitucionales de política exterior que ha conservador durante muchas décadas, desde 1930, llamada Doctrina Estrada.
«Principios como la no intervención en asuntos de otros países, la solución pacífica de los conflictos, la inviolabilidad de las fronteras y del derecho internacional , son principios que están en nuestra Constitución, a los que México se adhiere», continúa el entrevistado.
Esos principios son particularmente importantes para el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Son los ejes de la posición presentada desde el asiento no permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas a propósito de la crisis en Ucrania
Antes del reconocimiento de las repúblicas Donetsk y Lugansk, en la región Donbás fronteriza con Rusia, Moscú «ha logrado establecer un corredor ruso que llega hasta Crimea, que representa una victoria para el presidente Putin».
Conflicto interno en Ucrania - Sputnik Mundo, 1920, 24.02.2022

«Me gustaría ver que, de ahora en adelante, fuera la diplomacia, la negociación y el diálogo entre las distintas partes lo que determinara qué es lo que va a suceder «, enfatizó el líder senatorial.
Vaconcelos se suma al clamor del presidente López Obrador quien dijo el jueves: «No queremos la guerra en ningún lado, en ninguna parte, no queremos que la gente sufra, no queremos que la población civil sea afectada, no queremos la confrontación bélica».
El senador añadió: «ojalá que no se llegue a una guerra de proporciones mayores, a ejercicios militares que impliquen la muerte de miles y miles de ciudadanos, tanto rusos como ucranianos, y de otras nacionalidades europeas, eventualmente».
Con ese espíritu, exhortó a los actores internacionales a «evitar una conflagración mayor que se puede evitar por la vía diplomática».
Sostuvo finalmente que la base de la postura —que adoptarán todas las fuerzas políticas representadas en Senado mexicano en los próximos días—, debe tener un profundo fundamento histórico.
«Si no se comprende cuál es la historia de las partes en conflicto, es muy difícil llegar a entender las posiciones que tienen, debemos revisar la historia y ser sensibles a las posiciones de todas las partes», concluyó.

Tomado de Sputnik.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario